Un cobertizo como casita de invitados

En Casas en

La interiorista americana Paige Morse convirtió el cobertizo para guardar herramientas que tenía en el jardín en una casita para huéspedes. Tuvo que hacer un trabajo de diseño y arquitectura tanto por dentro como por fuera. En el exterior pintó de negro la madera de la fachada y a contraste en blanco los marcos de las ventanas, creando un bonito efecto con el verde de la vegetación de fondo. Y en el interior a parte de pintar y decorar, tuvo que instalar un pequeño baño y una cocina dentro del espacio central y multifuncional que constituye la casita. Decorativamente le dio un estilo entre vintage, bohemio y natural y añadió muchos pequeños detalles que le dan personalidad y te hacen sentir como en tu propia casa. El blanco del interior y las plantas aportan frescura y mucha luz en este espacio pequeñito pero tan acogedor. Una gran suerte contar con un espacio así para invitar a tu familia o amigos o ganar un dinerito como vivienda turística.

¡Feliz martes!

Paige Morse Creative

 

 

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.